dijous, 14 de gener de 2010

QUIZÁS...

Quizás estuviste demasiado ocupado saboreando tu gozo
para percibir el triste e inagotable lagrimeo de mis ojos;
quizás, en un entorno tan ensordecedor, mi voz se amortiguaba
y sustituí mis palabras que no oías por mi silencio que hablaba.

Y seguiste sin escuchar, ni mi voz ni mi silencio,
y yo seguí hablando sola en el claustro de mi convento.
Viví en mi soledad sin más compañía que la mía
y fuimos agua y aceite, uno abajo y otro arriba.

Quedé abajo rozando el suelo y trepé para llegar hasta tu altura
y ágilmente escalé la superfície resbaladiza,con premura.
Conseguí alcanzar mi meta y victoriosa me situé a tu lado;
tú, intransigente, me miraste con desdén por mi osadía agraviado.

Quizás estoy demasiado ocupada saboreando mi gozo
para percibir el triste e inagotable lagrimeo de tus ojos;
quizás, en un entorno extremadamente distante, tu voz se ahoga
y guardas tus palabras en el silencio de tu voz ensordecedora.

.

5 comentaris:

nómada ha dit...

Hola, Amanda!! ¿ los peomas son todos tuyos? me dejas anonadado, me encanta. Lo que me gustaría de verdad sería escucharte cómo los lees. Eso ya sería una pasada.
Un abrazo, querida amiga, Amanda.

nómada ha dit...

Perdona, antes quería decir los poemas, no los peomas. :-(
Eso me pasa por ir rápido y no releer lo escrito.

Amanda ha dit...

Hola Nómada,los poemas? sí, son todos mios y... buenos o malos son lo más parecido a una via de escape que encuentro en estos momentos, no tendría sentido para mí escribir aquí algo de otros autores.Me alegro de que te gusten.

En cuánto a lo de recitar,es algo que me da mucha vergüenza, seguro que lo haría muy mal :)

Gracias por tu momento sedentario en mi blog.

Hasta pronto.

Sir Bran ha dit...

Quiás... todo suceda y nos pille desprevenidos, distraídos... o simplemente abstractos.
Pero es precioso recapacitar luego, y volver a rumiar los sentido...y lo que quedó por sentir.
Querida Amanda, me gustaría decirte que leo con especial atención tus comentarios en mi blog.
Puedes creerne que me siento acogido por tu comprensión.
Y me parece que me interpretas de la forma más cercana a lo que yo voy sintiendo al escribir.
Es un extraño placer, sentir esa dúctil frecuencia contigo.
A veces me invade la alocada impresión, de que sabes mucho más sobre mí de lo que mi blog cuenta.
Sin duda eres alguien especial.
Ponte en contacto conmigo vía mail... por favor.
M e encantaría.
Un besiño.

Nahahya ha dit...

Precioso poema,
El sentimiento de lucha de ser una misma. El amor aplastado. El dolor de no ser aceptada y sin ser correspondida.

Un abrazo muy sereno para ti
Naia

Gracias por pasar y dejar tu linda reflexión.