divendres, 9 de juliol de 2010

NO QUIERO LLORAR

Tus lágrimas no rozan la piel de tus mejillas,
lloran hacia adentro sin encontrar la salida,
tu corazón maltratado, hospitalario, las cobija
y tu alma las ignora fingiendo una sonrisa.

Mis manos se pasean por la angustia de tus poros,
en una entrega infinita soy cómplice de tus ojos,
finjo no oír tu llanto pero me llega tan hondo
que en la oscuridad del cielo, sin quererlo, sufro y lloro.

Y sé que tú no comprendes la frialdad de mi mirada,
sé que odias la osadía del filo de mis palabras
y es que rehuyo la verdad por no poder soportarla.
No quiero llorar contigo ni quiero que tú lo hagas.

.