dijous, 4 de novembre de 2010

EN AQUELL ESTEL...

Penjaré dues paraules en l’aresta d’un bell estel,
nascudes d’un cor despert, sedegós d’amor, aquesta nit.
I plouran a la matinada sobre el teu cos adormit
per despertar-te amb el frec de l’aroma d’un nou sentiment.



EN ESA ESTRELLA...

Colgaré dos palabras en la arista de una bella estrella,
nacidas de un corazón despierto, deseoso de amor, esta noche.
Y lloverán en la mañana sobre tu cuerpo dormido
para despertarte con el roce del aroma de un nuevo sentimiento.

.

1 comentari:

Ave Mundi Luminar ha dit...

Imagino pocas formas más bonitas de evocar en forma de plegaria serena, a la pasión escondida...