divendres, 23 de desembre de 2011

UN BRINDIS Y UNA SONRISA




Estas Navidades voy a brindar :

-Por las personas que quise y se fueron para siempre dejando una silla vacía en nuestra mesa, para mi hermanita, para mi amiga del alma, para mi gran amigo, para mis suegros (los últimos) y para todos los demás.

-Por las personas que quiero y siguen aquí, para que pueda seguir queriéndolas, ayudándolas, comprendiéndolas, apoyándolas cada segundo de sus vidas que el destino me regale.

-Por las personas que he querido y por las que querré tanto si deciden estar a mi lado como si no. Para que pueda seguir recordándolas con la misma comprensión y cariño que a las que se quedan.

pero sobre todo, brindaré :

-por las personas a las que la vida ha tratado peor que a mí. Por las que no tienen ni siquiera mesa, ni silla, ni nada para compartir, ni copas para brindar, ni lágrimas para llorar, ni besos para regalar...brindaré para que permanezcan en mi corazón todos los días de mi vida, y para que mis manos no se olviden de que si no pueden ayudar no sirven para nada, y para que mis ojos se obliguen a mirar, y para que mis palabras sepan hacer que otros miren y ayuden también.

- y para seguir luchando por ser la persona que quiero ser a pesar de los obstáculos, a pesar de las caídas, a pesar de los errores.Para seguir luchando por lo que creo, por lo que quiero, por lo que siento, desde el respeto y la serenidad y para seguir creciendo espiritualmente en la dirección que me indique  mi corazón.



                                                                     txin txin!



.
.

dimarts, 13 de desembre de 2011

UN ESPACIO VACÍO...ENTRE EL TODO Y LA NADA






A veces, el respeto a la libertad de los demás te exige no interferir en sus decisiones.Escuchar... y morderte los labios con la máxima serenidad posible para sofocar  los gritos internos, aunque corras el riesgo de parecer una persona fría y calculadora. Después, mientras te preparas un café solo, te preguntas ¿quién narices hace eso? ¿ quién no intenta manipular, dirigir, presionar, decantar la balanza hacia sus deseos? mientras caminas nervioso de un lado al otro de la habitación sin saber como controlar la ansiedad y te arrepientes de no haber hecho nada más que dar una imagen neutral y desinteresada...y lo haces aún sabiendo que volverías a hacer lo mismo porque el respeto es algo en lo que crees y en lo que quieres seguir creyendo, aunque el miedo te cale los huesos como un fantasma contra el que no puedes luchar.Maldito "seny català"! .Más tarde te serenas y piensas que lo que tenga que ser serà y que de nada hubiera servido gritar, tomas el primer sorbo del café e intentas saborearlo sin pensar en nada pero hoy no tiene el mismo sabor, así que lo aparcas en el fregadero, buscas un documental en la tele y te tiras en el sofá a ver si puedes dormir un poco recordando una frase de un blog que sigo:

"vivir a las puertas de nada y como consecuencia a un paso de todo" de:   http://mejordeloqueparece.blogspot.com/search


o , tal vez, en un punto muerto entre las puertas de nada y el paso hacia todo, que me permite cerrar los ojos y soñar...

.
PD:  Perdona Ave por robarte la frase.

.

diumenge, 11 de desembre de 2011

LA LIVIANDAD DE LA FIRMEZA






Entré en la calle estrecha, como nacida en un lugar diferente, indios, pakistanies, lenguas y culturas diferentes mezclándose con el aroma a especias exóticas; ropas, saris, fulares, de bellos colores teñían mis ojos de intensas emociones.Mis pasos lentos, pausados, me permitían observar con parsimonia dosificada todo lo que sucedía a mi alrededor, y también dentro de mí; una paz inmensa invadía cada poro de mi piel...sé ver las cosas y callar, siempre lo he hecho, no sé bien porqué...tal vez, porqué las palabras mentirosas siempre dicen la verdad ya que al final acaban traicionándose las unas a las otras sin darse apenas cuenta...pero ahora la armonía que se expandía dulcemente en mi interior me permitía ignorar las incoherencias más evidentes y...sonreír ¿qué podían importarme, si era capaz de sentir la armonía de ser un soplo sutil e infinito de Dios, dentro del espectáculo maravilloso que me rodeaba...? Podía ver el reflejo divino en cada rostro, en cada mirada, en cada palabra,en cada gesto de los transeúntes; podía observar sus vidas, sus preocupaciones, su dolor o su alegría, sus sueños... como los míos, desde una distancia ilimitada con la mirada de lo impersonal.Un vacío repleto de plenitud...

Observé mis deseos como algo ajeno, me parecieron tan livianos que podía verlos flotar sobre mis manos, para deslizarse más tarde entre mis dedos y caer al vacío, constaté su existencia dentro de la inexistencia de mi piel. Una realidad encerrada en un sueño irreal.Medí los deseos en centímetros de amor y de caricias... una paloma picoteando migajas del suelo me arrancó de mis cálculos y se llevó mis números consigo.De qué sirven si sólo se aprecia tu sonrisa sin ver el llanto y la resignación que se esconde detrás, pero... tampoco es eso...la auténtica realidad es que la piel que se tiñe de colores suele esconder falsedad pero los falsos corderos siempre retroceden cuando das un paso adelante y esa, es un arma extremadamente eficaz si se sabe utilizar antes de ser herido.

Entré en la calle estrecha y me sentí diferente, entre gente diferente,y mis ojos ingenuos se iluminaron ante tanta belleza y mi corazón vibró, intocable y libre ,en una quietud serena incomparable a cualquier otro sentimiento terrenal y entonces lo supe...

Mi vida se difuminó en un instante como algo etéreo, sutil, sin forma y sin contenido, y la vi de lejos y me pareció maravillosa en cada uno de sus rincones, en cada uno de sus instantes, en cada una de sus raíces, ahora desprendidas de la falsa fijación del  suelo del ego...lo firme se convirtió en liviano.


Entré en la calle estrecha y... todavía sigo allí.

.