dimarts, 13 de gener de 2009

ESAS MANOS...TAN LLENAS DE AMOR.

Toda una vida en tus manos...escrita con agua transparente que caia de tus ojos, por las noches, oculta de los ojos de la gente...tu dolor escondido por un manto de ternura y de amor al amigo y al enemigo…tu alma límpia, pura ,yo…ninguna otra he conocido como la tuya.Todo el amor que él me negó, me lo ofreciste tú de más y cuanto más me lo negaba, tú más amor me dabas. Siempre más... Y hoy , que veo tus manos, erosionadas por el tiempo...suaves, como las caricias con que me envolvias de niña; temblorosas, como tu cuerpo ante el paso de los años...vuelvo a sentir el deseo, de que me arropen por las noches, antes de cerrar los ojos para viajar al mundo de los sueños, mecida por tus besos , tan dulces, tan tiernos, para que olvidara al monstruo verde que hizo de mi infancia, un infierno.
No sabes cuantas veces, he vuelto a necesitar tus manos...

.

7 comentaris:

desahogandome ha dit...

después de leer algo tan bonito y profundo sólo espero que él lo sepa. Seguro que sí.

un abrazo

Hada ha dit...

Tus palabras me han llegado al alma.

Imagino que estan dedicadas a tu madre, solo una madre puede dar ese amor tan incondicional. Y solo una hija puede escribir algo con tan sentimiento hacia una madre.

Amanda ha dit...

Desahogándome: Bueno,la verdad es que no se trata de él sino de ella,son las manos de mi madre.No sé como lo has interpretado tú pero,de cualquier modo,me alegra que te haya gustado.

Hada:Nada se puede comparar con el calor,la ternura,el instinto protector,el amor...en fín,nada se puede comparar con el abrazo de una madre, al menos yo,no he encontrado nada igual.
Aunque...el abrazo de un hombre,tampoco está nada mal!!! no??? JEJE

Marinel ha dit...

Amanda, ya ves que cumplo mi promesa y lo siento por ti,jajaja.
Me ha parecido muy hermosa esa evocación de las manos maternales, de sus caricias tan necesitadas, tan urgidas en momentos duros...
No hay nada como una madre acunándote,salvándote de cualquier peligro real o imaginado...¿verdad?
¡Cuántas veces se las echa de menos!
Te enlazo y te visito,¿vale?
Petonets.

desahogandome ha dit...

no sabía si eran de tu madre o de tu padre.

perdí a la mía no hace mucho... por eso te entiendo... y por eso esperaba que ella lo supiera, que lo sabía...

un abrazo

Amanda ha dit...

Marinel:Bienvenida a mi "raconet".La verdad es que no os imaginais lo que me animan vuestros comentarios porque no habia escrito nunca nada en prosa y no sabia como me iba a salir.Tienes razón,no hay nada como una madre,la mia fué un regalo del cielo porque el monstruo,no me lo imaginé,fué real,así que no sé que hubiera hecho sin ella.
Encantada de que me enlaces y agradecida,yo también lo haré contigo.
Un abrazo.

Desahogándome:Siento mucho tu pérdida,siempre nos dejan un vacío inmenso en nuestro interior,que dificilmente se llena solo con recuerdos.Tus comentarios me han hecho reflexionar sobre lo poco que le he devuelto a mi madre de todo lo que ella me dió,sobre las pocas veces que le he sabido expresar mis sentimientos hacia ella y preguntarme porque nunca le he dicho cuanto la necesito a veces.Tus palabras me han hecho pensar que tal vez deberia hacerlo...
grácias por tus palabras,creo que lo haré.

Anònim ha dit...

Me parece sencillamente precioso. La verdad es que me ha emocionado mucho. No tengo palabras.
(Cerilla)