divendres, 26 de març de 2010

POR VENGANZA...

Esperando… un leve pestañeo de la vida,
una corriente de aire, un suave movimiento,
el roce sutil de una palabra aún no escrita,
que el silencio se decida a mover sus labios.

Esperando el cobijo de una sombra del pasado
que maquille de recuerdos la ausencia de tu aroma
y de la brisa del mar de tus ojos en mí, anclados
y del amor y el deseo que respiras tras tu boca.

Esperando que el destino desdibuje la desidia
de nuestra mutua mudez de sentimientos silenciados,
pero mis labios, firmes, no quieren regalar sonrisas
a quien por miedo a quererme, sólo lágrimas me ha dado.

Esperando que pronuncies las palabras que tú sientes,
que lo escribas en mi historia, porque tus ojos no mienten;
pero sé que tu silencio no se romperá, así lo presiento...
porque mis ojos sí saben mentir y por venganza... miento.

.